De mil amores


Cristina, la artesana que hay detrás de esta alegre marca, lleva toda la vida tejiendo con sus agujas. Empleando diversas técnicas como crochet o ganchillo confecciona originales piezas de ropa para todas las edades, por ejemplo, chalecos, tops, gorros, bufandas… También menaje para la casa como posavasos, cestos, bolsas para la compra… y para los más pequeños de la casa hace simpáticos muñecos. Y es que su imaginación y su creatividad no tienen fin.

Para que estas técnicas se mantengan vivas y porque le encanta enseñar, realiza interesantes talleres esporádicos en los que se puede aprender desde crochet o costura creativa a cómo hacer bordados mexicanos